REDcetas

cena-san-valentin

Hoy no es jueves de diy, pero sí es el jueves ROJO. Para los que acabéis de aterrizar por aquí, os explico que esta semana estoy dedicándole un post diario a mi invitado el Señor ROJO. Como se acercaba San Valentín y no tenía demasiadas ganas de hacer cosas de amor o de corazones, he preferido quedarme con el color característico de esta celebración.

Hoy tenemos esta súper REDceta… ¡Qué ganas tenía de hacer un estilismo culinario monocromático!

Como ya os dije ayer, no soy muy de celebrar San Valentín con regalos. Prefiero salir a ver una buena obra de teatro o a cenar. Como sé que muchos pensáis como yo, os he preparado un menú totalmente rojo para que sorprendáis a vuestra pareja y le hagáis una cena de San Valentín original 🙂

Menú REDcetas · Cena San Valentín

  • Ensaladita capresa
  • Steak tartare
  • Naked cake de chantilly y fresas

 

cena-san-valentin

Ensaladita capresse

Adoro las ensaladas, me las hago de todas las maneras posibles, pero la ensalada capresse es una de mis favoritas. Amo la albahaca, no podría vivir sin tomate y la mozzarella… no tengo palabras para hablar de la mozzarella, sobre todo si es de búfala… ¡ñami!

Ingredientes

  • Tomates cherry
  • Mozzarella (de búfala preferentemente)
  • Albahaca fresca
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación

  1. Cortamos la parte superior de los tomates cherry y los vaciamos con una cucharita. Reservad la tapa de los tomates.
  2. Echamos en cada tomate un chorrito de aceite de oliva, una pizca de sal y albahaca picada.
  3. Con una cucharita, hacemos una bolita de mozzarella para rellenar el tomatito (como cuando hacemos las bolas de helado). Si no, también podéis cortar la mozzarella en cubitos.
  4. Rellenamos los tomatitos con la mozzarella.
  5. Con unas hojitas de albahaca hacemos un falso rabito.
  6. Tapamos nuestros tomates cherry con la parte de arriba que habíamos reservado.

 

cena-san-valentin

Steak tartare con germinados y crujiente de parmesano

Me encanta la carne cruda, el pescado crudo, las verduras crudas… Me gusta, ¡qué le voy a hacer! Sé que comer carne cruda no es demasiado bueno, pero… Tampoco lo como todos los días y una vez al año, no hace daño.

La primera vez que probé un steak tartare fue este verano en París y la verdad es que me encantó. Este es mi primer tartare y estoy bastante orgullosa del resultado. Lo que más me ha costado, ha sido cortar bien la carne :S

El ingrediente principal de esta receta, obviamente, es la carne de ternera. Lo mejor es ir a una carnicería y comprar carne bien fresca. El solomillo es el corte más recomendando para hacer un buen tartare, pero suele ser bastante caro… así que si quieres ahorrar un poco, pídele consejo al carnicero. Seguro que encuentras una opción mas económica.

Ingredientes

  • Carne de ternera
  • Cebolla roja
  • Apio
  • Salsa inglesa (Lea & Perrins)
  • Piñones

Decoración

  • Parmesano
  • Brotes de alfalfa
  • Brotes de col lombarda

Preparación del tartare

  1. Si hemos comprado la pieza de carne entera, tendremos que limpiarla bien, sacando los nervios y la grasa. Cuando esté bien limpia la pieza, cortamos unos 200 gramos. Podéis cortarla muy finita, que parezca que esté picada. A mí personalmente me gustan los trocitos algo más grandes, por eso la suelo cortar en dados pequeños. También puedes pedirle al carnicero que te lo corte y así te ahorras el trabajo 🙂
  2. Cortamos, muy finito, media cebolla y media rama de apio.
  3. Tostamos un puñadito de piñones cinco minutos en una sartén hasta que se queden dorados.
  4. Mezclamos todos los ingredientes en una ensaladera y salpimentamos al gusto.
  5. Agregamos un chorro de salsa inglesa y ¡ya está listo nuestro tartare!

Preparación del crujiente de parmesano

  1. En una bandeja con papel de horno hacemos un montoncito de parmesano rallado que tapamos con otro papel de horno.
  2. Luego colocamos otra bandeja de horno encima y lo horneamos unos 3 minutos a 220°C. Hay que estar bastante pendiente del queso para que no se queme, así que controlad el tiempo para evitar disgustos.
  3. Cuando lo saquemos del horno, hay que dejarlo enfriar a temperatura ambiente antes de quitarle el papel.
  4. Recortadlo con tijeras para darle la forma que queráis.

Emplatado

  1. Usaremos un aro de emplatado de 8 centímetros de diámetro.
  2. Ponemos el aro en el plato y lo llenamos hasta la mitad con la mezcla de carne.
  3. Presionamos un poco con una cuchara para compactar los ingredientes.
  4. Añadimos unos brotes de alfalfa y otros de col lombarda y retiramos el aro cuidadosamente.
  5. Clavamos con cuidado el parmesano crujiente en el tartare.
  6. ¡Listo para comer y deleitar nuestro paladar!

 

cena-san-valentin

Receta Bizcocho 3,2,1

Esta es la receta de bizcocho más simple de la historia. Se usa como medida un vasito de yogur vacío. No hay que pesar nada, simplemente hay que medir con el envase del yogur y listo. No tenéis excusa para no hacer este bizcocho que, además de ser simple, ¡está riquísimo y es súper esponjoso!

Mi tarta favorita siempre ha sido la de nata y fresas. Pero no de sabor de nata y fresa, sino una tarta de bizcocho seco, nata montada y fresas naturales, mmmmm… ¡La tarta más rica del mundo! Aunque la que hice por mi cumpleaños va ganando puntos.

Ingredientes

  • 3 medidas de harina
  • 2 medidas de azúcar
  • 1 medida de aceite
  • 1 yogur natural o de limón
  • 3 huevos
  • 1 sobre de levadura Royal

Relleno/Decoración

  • 150 ml de nata para montar
  • 40 gr de azúcar glas
  • Fresas
  • Frambuesas
  • Pan de oro

Preparación del bizcocho

  1. Primero bate los huevos y añade el azúcar.
  2. Una vez que esté bien mezclado, añade el yogur y el aceite.
  3. Tamiza la harina con la levadura y añádelas a la mezcla líquida, batiendo hasta que la masa tenga una linda consistencia cremosa.
  4. Se tiene que hornear unos 35/40 minutos a 180°C, pero depende mucho del horno, así que estad atentos.

Preparación de la crema chantilly

  1. Para elaborar la crema chantilly es importante que todo esté bien frío.
  2. Para ello, dejaremos la nata varias horas en la nevera antes de trabajarla.
  3. Para que monte mejor, dejaremos el batidor o varillas y el recipiente que vayamos a utilizar unos 20 minutos en el congelador para que también se queden fríos.
  4. Sacamos todo de la nevera y del congelador y batimos la nata unos 5 minutos (a mano o usando una batidora eléctrica de varillas)
  5. Cuando veamos que la nata empiece a espesar, pero siga estando cremosa, agregamos poco a poco el azúcar glas.
  6. Seguimos batiendo hasta conseguir el punto deseado… et voilà!

Decoración

  1. Con un aro de emplatar de 12 cm de diámetro, cortamos dos bizcochos circulares para hacer nuestra naked cake.
  2. Untamos crema chantilly generosamente sobre el bizcocho de base.
  3. Colocamos fresas cortadas en rodajas sobre la crema.
  4. Situamos el otro bizcocho encima de las fresas.
  5. Ponemos otra generosa capa de crema chantilly y la cubrimos con fresas y frambuesas.
  6. Para darle un toque especial, le añadimos unos acentos con papel de oro <3

cena-san-valentin

Espero que os requetechupéis los dedos y que os lancéis a hacer alguno de los proyectos rojos que os estoy proponiendo esta semana. No dudéis en enseñarme lo que hagáis.

Mil besos.

K.

Fotografías: Fábrica de Imaginación

9 Comments
  • Sa

    16 febrero, 2015 at 20:35 Responder

    Qué bonito y rico todooooo!!!

    • Koral

      20 febrero, 2015 at 12:27 Responder

      <3

  • Pilux

    17 febrero, 2015 at 20:02 Responder

    Qué fotos más bonitas, y qué suculentas esas REDcetas!!!!

    • Koral

      20 febrero, 2015 at 12:27 Responder

      Tendríamos que elegir un color para alguna de nuestras cenitas, ¿no?

  • San Valentin

    20 enero, 2016 at 00:53 Responder

    Las recetas son espectaculares, Pero requiere un poco de tiempo ¿No? … Bueno creo que la ocasión la merece, felicidades por el blog y por estas recetas tan suculentas… feliz día de San Valentín

    • Koral

      22 enero, 2016 at 12:22 Responder

      Muchísimas gracias. La verdad es que todas son muy facilitas, la única que lleva más tiempo es la receta del bizcocho porque tiene que hornearse 🙂

  • almudena

    9 febrero, 2016 at 17:00 Responder

    mmmmm. Yo me apunto a cenar !! De sujetavelas (pero algo caerá).
    Oye, ese oro es del comestible. Yo no sé donde se compra..

  • […] gustaría, pero a partir de ahora voy a intentar encontrar un punto medio que me permita conseguir fotos con un buen estilismo sin tener que pasarme mil horas para […]

  • […] es el protagonista y aunque sabéis que tengo debilidad por las naked cakes (chocolate y cacahuete, fresas y nata) hoy os he querido traer una bien cubierta de […]

Post a Comment