Maniquí de modista

Después de dos meses por París, que bien sienta llegar a casa y sentarte en tu sofá, aunque he de decir...